La Laguna
El Ayuntamiento estudia instalar 17 cámaras de vigilancia en el casco

El Plan de Seguridad Vial propone controlar los accesos y puntos de gran afluencia de la zona peatonal a través de un circuito cerrado de televisión
Laura Docampo 01.12.2013

El Ayuntamiento de La Laguna quiere reforzar la seguridad del casco histórico. Para lograrlo estudia instalar cámaras de vigilancia en 17 puntos de acceso y de gran afluencia de la zona declarada Patrimonio de la Humanidad que estarán conectadas a través de un circuito cerrado de televisión. Así se detalla en el Plan de Seguridad Vial del municipio. El documento señala que las cámaras son "un elemento disuasorio contundente" para evitar la entrada de conductores sin autorización en las peatonales y apunta que entre 2010 y 2012 se han producido en estas calles 26 accidentes de tráfico con un saldo de 27 heridos de distinta gravedad.

Aunque no se dan plazos para la implantación de este sistema, se aclara que deberá ser informada a la población a través de señales verticales. Los expertos recomiendan introducirlo de forma paulatina para evitar una ola de sanciones que pueda causar rechazo entre la población. En concreto, apuestan por registrar las infracciones y las reincidencias que capten las cámaras en una primera etapa y dar aviso a los agentes que patrullan a pie la zona para que acudan al lugar.

Según recoge el estudio encargado por la Concejalía de Seguridad, que dirige el nacionalista José Alberto Díaz, el control policial es una opción válida "si simplemente se quiere restringir el acceso en determinados puntos o franjas de horas". Pero si la voluntad es tener unas calles "completamente peatonales", sentencia el documento, la vigilancia debe reforzarse durante las 24 horas con cámaras o pilonas retráctiles, que limiten efectivamente el paso solo para garajes privados, zonas de cargas y descarga y vehículos de emergencia.

La instalación de cámaras en el casco es una antigua reivindicación de la Asociación de Empresarios Alapyme y también ha sido solicitada a las autoridades locales en más de una oportunidad por los vecinos. De hecho su instalación en la zona del Cuadrilátero es considerada por los gestores municipales como un éxito. En funcionamiento desde noviembre 2004, cuando el alcalde lagunero, Fernando Clavijo, era concejal de Seguridad, la videovigilancia logró en un año reducir los índices de delincuencia en un 80% y también hizo que las denuncias vecinales por botellón y las peleas callejeras disminuyeran considerablemente permitiendo a la Policía intervenir con mayor precisión. Tal y como se plantea ahora, las cámaras de la zona de marcha del municipio al principio se limitaban a tomar imágenes del tráfico pero más tarde el Gobierno central autorizó al Ayuntamiento a utilizarlas también para atajar altercados y delitos.

El diagnóstico del casco histórico que se hace en el Plan de Seguridad señala que está habitado por 32.107 personas, un 21% de la población del municipio. Además, concentra el 40% de alumnos laguneros con 21.214 estudiantes en sus centros educativos.

FUENTE: Laopinion.es

VOLVER