Ingredientes de Red Bull

De Wikipedia, la enciclopedia libre 

Red Bull (en español, toro rojo) es una marca registrada de una bebida energética que originariamente se diseñó en Tailandia y que posteriormente se dió a conocer en Austria y desde ahí al resto del mundo, este tipo de bebidas del mismo nombre está presente en diversos países del mundo y ha ido ganado popularidad en los últimos años.

 

Historia 

Inicialmente la idea fue copiada por Dietrich Mateschitz en una visita a la ciudad de Hong Kong, se le ocurrió comercializar la bebida en Occidente y por eso quiso llevarla a Europa donde ha causado gran furor. Se comercializa en más de 100 países del mundo.[1]

 

La bebida

Red Bull Energy Drink es una bebida carbonatada que contiene principalmente agua, azúcar (sacarina, glucosa), taurina, glucuronolactona y cafeína, así como diferentes vitaminas (niacina, ácido pantoténico, B6 y B12). Según el fabricante la bebida tiene un efecto revitalizador y desintoxicante así como propiedades que incrementan las capacidades físicas y potencia la velocidad mental.

Se trata de una bebida funcional, no para quitar la sed, que ha sido pensada para su consumo en momentos de alta exigencia física y mental; como por ejemplo en autopistas muy largas que pueden inducir al sueño, en días de mucho trabajo, antes de practicar una actividad de mucho desgaste físico o antes de un examen. Aún así, muchos de sus consumidores acostumbran a beberlo mezclado con bebidas alcohólicas atraídos simplemente por su sabor.

Tal y como recomienda la normativa europea, en las latas de Red Bull se lee claramente “contenido elevado en cafeína (32 mg/100 ml)”. Dicho de otro modo, el contenido de cafeína de una lata de 250 ml corresponde a 80 miligramos o el correspondiente a una taza de café de filtrocafetera.

 

Posibles riesgos para la salud

Red Bull se comercializa en más de 100 países de todo el mundo y su venta nunca se ha prohibido. Al crear un producto totalmente innovador que ha abierto un nuevo mercado, su implantación en nuevos países supone un largo protocolo para seguir todos los canales oficiales. En este momento Red Bull está siguiendo los trámites oportunos para poder ser comercializado en algunos países, como Francia, Dinamarca y Noruega, que son especialmente exigentes en sus normativas con los productos alimenticios que presentan entre sus ingredientes suplementos como vitaminas, minerales y aminoácidos. Estos mismos problemas los encuentran multinacionales dedicadas a los dulces y los cereales, por contener éstos también este tipo de aditivos, al introducirse en los citados mercados. Como anécdota en Uruguay, un país latinoamericano, su venta fue prohíbida al igual que otras bebidas similares con la condición que le bajaran la proporción de cafeína como una medida arbritaria de la autoridad sanitaria. A diferencia de la competencia Red Bull no ha querido cambiar la composición del producto y ha optado por no venderla dentro del mercado local siendo comercializada unicamente en los puertos libre de frontera. Por todo ello, las restricciones que encuentra Red Bull en estos países, en general son de carácter normativo y no implican necesariamente que existan claros peligros con respecto a la salud o la seguridad.

Sampling car de Red Bull
Sampling car de Red Bull

Sin embargo, el consumo de Red Bull se ha asociado, entre otras cosas, a muertes de consumidores y a problemas de salud, como taquicardias o problemas dentales. Su alto contenido en taurina también ha provocado que ciertos países lo consideren un complemento y no una bebida recreativa. Muchos médicos recomiendan también una evaluación médica antes de consumirlo.

Como cualquier producto estimulante, la cantidad de Red Bull que puede beber una persona depende de su sensibilidad a la cafeína y varía notablemente de un individuo a otro. Por tener un contenido muy similar en cafeína, se puede comparar su digestibilidad con la del café.

Algunos expertos coinciden en afirmar que el mayor peligro del Red Bull reside en su mezcla con otras sustancias, y en especial, con el alcohol: la mezcla de estimulantes con depresores puede provocar ritmos cardíacos anormales, y puede acarrear problemas en el futuro. El fabricante, por su parte, sencillamente no incentiva el consumo de Red Bull y alcohol al no reconocer efectos (ni positivos ni negativos) de hacerlo.

Según el fabricante, Red Bull está ideado para "[...]estudiantes y conductores de largas distancias de todo el mundo.", tal y como viene impreso en la lata.

Por otro lado, uno de las causas más importantes de muertes en carretera es la somnolencia, y de hecho, un estudio del Centro de Investigaciones del Sueño de la Universidad de Loughborough concluye aceptando la utilidad de Red Bull y bebidas similares en estos y otros supuestos.

Alternativas 

De venta en Carrefour, Burn es una bebida energética de la marca The Coca-Cola Company, del estilo de Red Bull, Monster o Dark Dog, con el mismo contenido de cafeína, según indica el envase. Su nombre se debe al principal accionista de la marca en sus inicios, Jimmi Burn.

De venta en Mercadona, Llega la combinación perfecta a Mercadona, ya que tiene todas las ventajas de una bebida energética pero, además, es light. La lata tiene el tamaño perfecto para que te lo tomes donde y cuando quieras, y sin preocuparte por las calorías.

Artículos relacionados:

 

VOLVER