MINERALES

Los minerales inorgánicos son necesarios para la reconstrucción estructural de los tejidos corporales, además que participan en procesos tales como la acción de los sistemas enzimáticos, contracción muscular, reacciones nerviosas y coagulación de la sangre. Estos nutrientes minerales, deben ser suministrados en la dieta.

Los minerales, o microelementos, desempeñan un importante papel en el buen funcionamiento tanto físico como mental del organismo. Las necesidades diarias de minerales son muy pequeñas, sin embargo, su deficiencia puede ser el principio de un sinfín de enfermedades.
Quienes toman cantidades suficientes de hierro, calcio, yodo, ofrecen mas resistencia a enfermedades ordinarias que los demás, ya que sienten menos fatiga y conservan sus facultades físicas y mentales incluso en edad avanzada.

Selenio

Se encuentra principalmente en mariscos, carnes, cereales. Ayuda a conservar los tejidos jóvenes, alivia bochornos y malestares causados por la menopausia. Trabaja junto con la vitamina E como anti-oxidante. Los expertos aseguran que el selenio y la vitamina E, ayudan a reducir las probabilidades de ataque al corazón, resequedad del cuero cabelludo y caspa. Previene la descomposición de grasas y otras sustancias químicas del cuerpo. Los efectos producidos por la deficiencia es la anemia.

Calcio

Se encuentra principalmente en la leche, queso, legumbres, verduras. Ayuda en la formación y fortalecimiento de dientes y huesos, coagulación sanguínea y ayuda también a regular las actividades de células nerviosas. Los efectos producidos por la deficiencia son raquitismo y osteoporosis.

Cloro

Se encuentra principalmente en alimentos que contienen sal, algunas verduras y frutas. Ayuda en la regulación de fluidos entre células o capas de células. Los efectos producidos por la deficiencia son el desequilibrio ácido-base en los fluidos corporales (muy raro).

Magnesio

Se encuentra principalmente en cereales y verduras de hoja verde. Importante constituyente de tejido epititelial y óseo. Una parte del sistema enzimático responsable de la conversión de energía necesaria para la formación de proteína. Los efectos producidos por la deficiencia son fallos en el crecimiento y problemas de comportamiento, convulsiones.

Fósforo

Se encuentra principalmente en leche, queso, yogur, pescado, aves de corral, carnes y cereales. Esencial en la formación y mantenimiento de huesos y dientes sanos y fuertes. Importante para la liberación de energía en actividades de los músculos del sistema nervioso. Los efectos producidos por la deficiencia son debilidad y pérdida de calcio.

Potasio

Se encuentra principalmente en plátanos, verduras, patatas, leche y carnes. Necesario para el mantenimiento de músculos firmes, transmisión nerviosa y carbohidratos. Regula el ritmo cardiaco y el balance de líquidos corporales. Los efectos producidos por la deficiencia son calambres musculares, pérdida del apetito y ritmo cardiaco irregular

Hierro

Se encuentra principalmente en carnes magras, huevos, cereales, verduras de hoja verde y legumbres. Imprescindible en la formación de hemoglobina y el transporte del oxígeno en el cuerpo. Los efectos producidos por la deficiencia son la anemia, trastornos de crecimiento (especialmente en mujeres.

Azufre

Se encuentra principalmente en pescado, aves de corral y carnes. Ayuda a mantener el equilibrio ácido-base y funcionamiento del hígado, esencial para la formación de ciertos aminoácidos y proteínas, activa la secreción de bilis, actúa como oxidante de la sangre.. Los efectos producidos por la deficiencia son crecimiento restringido, crecimiento débil de uñas y cabello.

Sodio

Se encuentra principalmente en la sal de mesa. Necesario para el mantenimiento del equilibrio ácido-base y del nivel de agua en el cuerpo así como también la función nerviosa. Los efectos producidos por la deficiencia son calambres musculares y pérdida del apetito (aunque debe consumirse con mesura)


Cobre

Se encuentra principalmente en carnes y agua potable. Ayuda en la formación de glóbulos rojos y en la respiración de los tejidos, activa el crecimiento de los glóbulos rojos de la sangre. Los efectos producidos por la deficiencia son anemia, afecta al desarrollo de huesos y tejido nervioso, la mala utilización del hierro y problemas respiratorios.

Flúor

Se encuentra principalmente en el agua potable, té y mariscos. Ayuda en el mantenimiento de la estructura ósea y la resistencia a la caries dental. Los efectos producidos por la deficiencia son osteoporosis y caries dental.

Yodo

Se encuentra principalmente en el pescado de mar, marisco, productos lácteos, verduras y sal yodada. Necesario en la síntesis de las hormonas tiroideas y en la oxidación de grasas y proteínas. Los efectos producidos por la deficiencia son la inflamación del tiroides (bocio).

Zinc

Se encuentra principalmente en carnes magras, pan y cereales, legumbres y mariscos. Es el componente de muchas enzimas. Los efectos producidos por la deficiencia son fallos en el crecimiento, atrofia de las glándulas sexuales, retraso en la curación de heridas.

MINERALES   IMPORTANTES   PARA   EL   ORGANISMO

MINERAL:
PARA:
SE ENCUENTRA EN:
OBSERVACIONES:
Flúor
Sistema Óseo Té, pescado, agua potable No se debe consumir más de 4 miligramos al día
Manganeso
Sistema Óseo Cereales integrales, verduras verdes, té Consumir de 2 a 5 miligramos al día
Molibdeno
Ceguera nocturna, taquicardia, Irritabilidad
Leche, cereal, alubias Por ser muy baja la dosis, se desconoce la cantidad
Cromo
El uso normal de glucosa Levaduras De 50 a 200 miligramos por día
Litio, cobalto, vanadio, cadmio
Complementos. Ciertos trastornos del cerebro   Sus cantidades son muy bajas
Hierro
Anemia, infecciones (hemoglobina) Carnes, legumbres, pan, yema huevo Siempre por encima de los 15 miligramos al día
Fósforo
Sistema óseo-membranas celulares. Favorece el transporte de grasas, insuficiencia renal. Problemas intestinales Pescado, carne, lácteos, legumbres, frutos secos  
Cinc (zinc)
Crecimiento, infecciones reproducción celular, piel Pescado, carne, mariscos, cereal y pan integralLegumbres y huevo De 10 a 15 miligramos diarios
Calcio
Sistema óseo, sistema nervioso, sistema circulatorio, contra demencia, depresión y psicosis inexplicable Lácteos, verduras, garbanzos, alubias, pescados, cítricos 1000 miligramos al día (solo se aprovechan 350 miligramos)
Sodio
Control de agua en tejidos, ritmo cardíaco   En exceso afecta a los riñones, corazón y presión arterial (sube).No más de 1600 miligramos al día
Potasio
Equilibrio de agua. Síntesis de proteínas. Degradación de azucares Plátanos-naranjas De estos dependen los volúmenes de agua en las células
Magnesio
Irritabilidad neuromuscular. Conservación del sistema óseo. Sistema muscular-energía. Anorexia, nauseas, temblores, vómitos, debilidad, arritmia con alteración de la personalidad. Hortalizas, nueces verduras verdes, soya, leche, pan, cereal integral, agua dura Entre 200 y 400 miligramos al día
Selenio
Retarda el envejecimiento de la piel (antioxidante) Mariscos, hígado, riñones, carnes, vegetales De 55 a 70 microgramos al día
Cobre
Anemia Nueces, trigo, cacao, pescado 1.5 a 3 miligramos al día
Yodo
Control de crecimiento y maduración de los tejidos. Control del recambio de las vitaminas bocio/cretinismo Pescados, agua salada, mariscos, agua potable De 100 a 200 microgramos al día
Evitar: peligrosisimos:
Mercurio, Plomo, Aluminio, Amianto

Bibliografía:
Enciclopedia Encarta - Los Minerales por Ana María Hernández
Investigación:
Adolfo Fernández - Nadia Hamdan

Artículos relacionados:

 

VOLVER